Herramientas de supervisión de aplicaciones: herramientas de supervisión y gestión de rendimiento de aplicaciones | NETSCOUT

Supervisión de aplicaciones: Herramientas de gestión y monitorización del rendimiento de aplicaciones

Muy a menudo, la supervisión del rendimiento y la gestión de la infraestructura de la empresa se limitan a los niveles más bajos de la pila de la red de siete niveles. Con respecto al análisis y monitorización de rendimiento de redes, la inclinación natural es centrarse en la monitorización de los servidores, los routers, los switches, y el resto de los equipos que abarcan la arquitectura de red física, así como los protocolos, los enlaces, y los circuitos que permiten que estos componentes se comuniquen. Lo que se pasa por alto a menudo, o bien lo que se trata como un problema independiente, es la supervisión de rendimiento de la aplicación.

Independientemente de cómo se planee y gestione la red física, el rendimiento general de la red sufrirá si se comprometen las aplicaciones alojadas en la red, en la nube o una combinación de ambas y que transmiten información a través de la red están comprometidas. Los ejemplos del rendimiento adverso de la aplicación incluyen la ejecución errónea, que puede inhabilitar totalmente la aplicación o que sature a los servidores o circuitos, así como la utilización inadecuada o inesperada, como cuando el personal descarga archivos de gran tamaño o abre vídeos en línea, o bien cuando la demanda de acceso supera las proyecciones.  Asimismo, en un entorno de nube o híbrido puede perder visibilidad y control de lo que se está transmitiendo y cómo, a menudo resultando en una mala experiencia de usuario.

Aplicaciones

Las herramientas de gestión de rendimiento de aplicaciones son esenciales para la supervisión y el mantenimiento del estado de las aplicaciones en toda la empresa. Para asegurar la disponibilidad de la aplicación y el logro de los contratos de nivel de servicio (SLA) con todas las partes relevantes, el personal del departamento de informática debe estar al tanto de quién utiliza la aplicación, cuándo acceden a ella, dónde se encuentran, qué hacen y mucho más.

Análisis del rendimiento de aplicaciones

y otras herramientas de gestión y monitorización se vuelven aún más críticas conforme la complejidad de las aplicaciones crece en entornos de nivel N y los servicios se trasladan en la nube.  A medida que aumenta el número de usuarios y el tráfico de las aplicaciones se segmenta en distintas clases de servicio para cumplir con los SLA, es crucial planificar, gestionar y controlar la experiencia del usuario final con el conjunto adecuado de herramientas.

Consideraciones principales

Gestión y monitorización del rendimiento de aplicaciones

no debe realizarse en un vacío. El análisis pasivo del lado del server y el análisis profundo basado en WAN y LAN son obligatorios para tratar problemas de rendimiento de la aplicación o datos que se desvían de los valores de referencia establecidos. Cuándo

Monitorización del rendimiento de aplicaciones

de las condiciones actuales e históricas se integra con las capacidades similares para la infraestructura física, los problemas se pueden identificar y cuantificar rápidamente, y se puede aislar su origen en la red, el server o la aplicación en sí.

Además, la visibilidad no solo puede restringirse a aplicaciones internas de implementación de centros de datos.  Con el aumento de aplicaciones en la nube rápidamente implementadas, es fundamental contar con la flexibilidad necesaria para monitorizar interna y externamente para asegurar la disponibilidad y el rendimiento de aplicaciones críticas del negocio, independientemente de donde estén ubicadas.

Gestión de bajo rendimiento de aplicaciones

y herramientas de monitorización producen efectos negativos que se pueden sentir en toda la empresa: desde productividad reducida de los empleados e ineficacia del departamento informático a la insatisfacción del cliente y la pérdida de negocio. Las herramientas de supervisión y la gestión de rendimiento de aplicaciones pueden ayudar de forma dinámica a evitar problemas y atenuar sus efectos, lo que facilita las reacciones precisas y rápidas cuando surgen condiciones anómalas, pero solo cuando las herramientas de supervisión y la gestión de rendimiento tratan las consideraciones principales siguientes:

  • Los informes básicos de la aplicación y la disponibilidad (supervisan y miden con regularidad el rendimiento nominal de forma horizontal, en toda la infraestructura distribuida y verticalmente, en toda la pila de red de siete niveles, a medida que el entorno operativo evoluciona con el tiempo)
  • Medición del tiempo de respuesta (se determina cuánto tiempo tarda el tráfico de la aplicación en desplazarse del origen al destino y vuelva) para aplicaciones internas, híbridas y de SaaS.
  • Disponibilidad de servicio para aplicaciones internas, SaaS y e híbridas
  • Análisis de aplicaciones por clase de tráfico (supervisar y gestionar la cantidad de aplicaciones tales como voz, vídeo, Web, FTP y la transmisión de ancho de banda que se está usando, en tiempo real y en el pasado, para cada clase de servicio para promover la máxima eficiencia de la red)
  • Reconocimiento de la clase incorrecta de ajustes del servicio (asegúrese de que las aplicaciones no estén iniciando problemas de rendimiento porque han sido configuradas incorrectamente debido a una clase errónea de asignación del servicio)
  • En muchos casos estas herramientas de supervisión y gestión de rendimiento pueden identificar la causa raíz de los problemas, pero algunos casos requieren herramientas de inspección del paquete. Habitualmente, estos decodificadores básicos de paquetes proporcionan una visión de las transacciones al nivel del paquete que con frecuencia son provechosas, pero no ofrecen toda la información necesaria para la localización de averías rápida de la aplicación. Las herramientas más avanzadas de gestión de rendimiento de aplicaciones y supervisión pueden proporcionar una mayor capa de análisis de aplicaciones que puede acelerar en gran medida la resolución de problemas.
 
 
Powered By OneLink