Conexión en redes con IPv6

Conexión en redes con IPv6

(haga clic para ampliar)

En 2011, la organización Internet Assigned Numbers Authority (el IANA) distribuyó los cinco bloques de direcciones IPv4 más recientes/8 (designado históricamente como “Clase A”) a los registros regionales de Internet (RIR). Este evento culminó el fin de Internet basada en IPv4 y anunció el comienzo de la transición global al Protocolo de Internet de la siguiente generación, IPv6. Con estándares creados en 1995, IPv6 mejora el Protocolo de Internet y resuelve el problema de agotamiento del recurso de IP, pero nunca ha recibido el apoyo en el mercado debido a una variedad de factores económicos y tecnológicos. Aunque ciertos sectores de la tecnología creen que es suficiente la conversión de dirección de red (NAT, Network Address Translation), los requisitos de la escalabilidad de Internet y la complejidad cada vez mayor de los entornos múltiples de NAT comprueban que la adopción IPv6 ahora mismo es imprescindible.

A pesar de que falta interés global en IPv6, varias organizaciones, incluyendo los gobiernos del mundo, empresas grandes de productos de tecnología de la información, los proveedores importantes de servicio y algunos primeros adoptadores forjaron el camino para la adopción de IPv6. Internet Engineering Task Force (IETF) desarrolló mecanismos para respaldar la coexistencia de IPv4 e IPv6 y mitigar una porción del gasto financiero de la migración. Los vendedores de TI incorporaron el soporte para IPv6 en muchos productos conocidos. Tras el esfuerzo colectivo de los primeros adoptadores, surgen las metodologías y mejores prácticas para la implementación segura y eficaz de IPv6.

El mejor entorno deseado para cualquier programa de adopción de IPv6 es permitir la red de doble pila (tanto IPv4 como IPv6 ejecutándose en el mismo dispositivo) en todos los dispositivos a través de la organización. Pero la trayectoria para lograr la instalación de una red de doble pila es rara vez la misma entre una organización y otra. A pesar de optar por varios recursos para lograr el estado final, todas las implementaciones, correctamente gestionadas, incorporan estos métodos:

  1. Diseños de validación y de pruebas: Las configuraciones y arquitecturas se evaluaron primero en laboratorios aislados y luego se implementaron sistemáticamente en el entorno de producción.
  2. Gestionar y solucionar problemas de la implementación: Nada sucede a la perfección la primera vez. De una forma u otra, el equipo falla, existe un error humano o la ley de Murphy interfiere durante las implementaciones y requiere soluciones de problemas sistemáticos para corregirse.
  3. Monitorear los dispositivos IPv6 no autorizados/vulnerables: IPv6 es compatible con la mayoría de los dispositivos de TI y sistemas operativos modernos, que en ciertos casos hasta están habilitados de forma predeterminada. La implementación no intencional es un problema de seguridad y debe ser monitoreada y gestionada.

Las herramientas eficaces son un elemento indispensable del proceso de implementación y respaldan todas estas actividades clave. En la primera línea, los técnicos utilizan LinkRunner™ AT Networks Auto-Tester para resolver rápidamente los problemas de conectividad cuando implementan y solucionan problemas en los entornos de IPv6. Si los problemas se extienden, los ingenieros de la red utilizan OptiView® XG Network Analysis Tablet para respaldar la implementación de IPv6, para resolver problemas de integración y ayudar a identificar la implementación no intencional de IPv6 mientras que Network Time Machine y Clearsight Analyzer capturan y analizan el tráfico de IPv6. Estas herramientas proporcionan una solución de gran alcance a todos los asuntos y problemas relacionados con IPv6.

Lea el estudio de caso: Empresa de servicios profesionales garantiza una implementación segura y satisfactoria de IPv6 para clientes con OptiView® XG Network Analysis Tablet Más información.

 

 
 
Powered By OneLink