El impacto de las redes inalámbricas 802.11ac en los técnicos de redes
| Nota de aplicación |

El impacto de las redes inalámbricas 802.11ac en los técnicos de redes

El 802.11ac estándar proporciona oportunidades para ofrecer un mejor rendimiento y una capacidad de dispositivo final sobre redes inalámbricas. Esto permite que la red empresarial pueda admitir la variedad en aumento de dispositivos finales inalámbricos tales como BYOD (traiga su propio dispositivo), smartphones, tabletas y nuevas generaciones de M2Ms (dispositivos máquina a máquina) y IoTs (Internet de las cosas). Este documento técnico analiza las mejoras que 802.11ac brinda a la red, los desafíos de la transición a 802.11ac y cómo el Equipo de Operaciones de red puede estar listo para sobrepasar estos desafíos.

Resumen ejecutivo

Con la popularidad de BYOD en empresas, los diseñadores de redes esperan que cada cliente de red tenga hasta 3 dispositivos conectados a la red; lo más común sería el smpartphone, la tableta y el PC. Con el descubrimiento reciente de la 2da generación de dispositivos M2M y IoT y la expectativa de que BYOT (traiga su propio aparato) ocurra en la red de la empresa, se espera que la relación cliente a dispositivo final aumente a un 5 para el año 2022. Existe un requisito en aumento para una mayor densidad de dispositivos finales con distribución fluida debido a la naturaleza móvil de los dispositivos finales inalámbricos. Los perfiles del tráfico también están cambiando; siempre esperamos que el tráfico de las descargas sea mayor al de las cargas. Ahora, los smartphones y las tabletas constantemente envían/reciben correos electrónicos, envían pings para mantener la señal y tienen aplicaciones para sincronizar fotografías, vídeos y archivos y almacenarlos en la nube. IoTs (cámaras de seguridad) seguirán enviando continuamente flujos de vídeo a la nube. Además, más dispositivos móviles se están autenticando y sincronizando continuamente mientras que la itinerancia requiere de cambios itinerarios uniformes de un punto de acceso (AP) a otro. Estos se conectan a la red de la empresa apenas el dispositivo final con Wi-Fi activado ingresa al edificio y se conecta a la red Wi-Fi. La red de Wi-Fi 802.11ac es la última plataforma que cumple con estas necesidades en aumento con una gran capacidad y rendimiento mejorados. Para hacer real el potencial, el equipo operativo de red necesitará reforzar sus habilidades de planeación, despliegue y mantenimiento de redes inalámbricas 802.11ac.

Para satisfacer las necesidades del usuario de estar conectado a varios dispositivos, es esencial una planeación de ancho de banda suficiente de entrada y salida. Esto significa tener que planear la capacidad y el rendimiento, no solamente la cobertura. Las herramientas RF de planeación y estudio, tales como AirMagnet Planner y Survey Pro de NETSCOUT, ayudarán y simplificarán el diseño y la validación del despliegue de la red 802.11ac para garantizar no solo que la cobertura, sino también la capacidad, se diseñen desde el inicio.

Con la llegada de mayores velocidades, es importante que la infraestructura existente se revise y cuente con un plan para poder proporcionar conexiones por cable al AP 802.11ac de mayor velocidad conjuntamente con energía mayor a las capacidades de la potencia sobre ethernet (PoE) que cumplan con los requisitos de 802.3at o 802.3af. Además, con el uso de varios SSID por AP para segregar el tráfico, como el de usuarios de visita y corporativos, debe mapearse y mantenerse con cuidado la capacidad de varios VLAN en los switch de las redes.

Las pruebas de postinstalación también se deben realizar en las redes inalámbricas. Dado el aumento esperado en la velocidad con 802.11ac, sería muy sabio verificar la velocidad y la capacidad de transmisión reales en las redes inalámbricas mientras está cargada con tráfico de usuarios. 802.11ac ha crecido rápidamente y no es raro que un usuario traiga sus dispositivos 802.11ac al trabajo, ya sea para hacer una conexión inalámbrica a su ordenador portátil o subir información a la nube desde su dispositivo IoT. Esto podría causar una gran abertura en la seguridad que puede permitir que gente de afuera se conecte a los AP sin autorización o desencadenar un ataque DDoS de los dispositivos IoT basados en la nube. Por eso, es obligatorio que cualquier dispositivo que use para detectar AP intrusos pueda detectar los dispositivos que admiten 802.11ac. Más aun si todas las medidas tratadas anteriormente se pueden realizar fácil y rápidamente con una herramienta portátil, tal como el OneTouch AT Network Assistant de NETSCOUT, que realiza estas medidas desde la perspectiva de un cliente por cable e inalámbrico, lo que permite ahorrar tiempo y dinero.

¿Qué ofrece 802.11ac?

El estándar IEEE 802.11ac está diseñado para operar exclusivamente en un ancho de banda de 5 GHz con más canales disponibles no solapados que puedan ofrecer velocidades de datos de red de más de tres a seis veces más rápidas que las redes 802.11a y n anteriores. Los productos 802.11ac logran esto al desarrollar las tecnologías 802.11n en vez de iniciar una revolución en la tecnología. La mayoría de los equipos de 802.11ac disponibles en el mercado son de onda 1 y ofrecen solo avances revolucionarios en las funciones que se muestran en la siguiente tabla:

Características 802.11n* Onda-1 802.11ac* Onda2 802.11ac +
funciones de 802.11n vs 802.11ac
*: Estas son funciones típicas de equipos de onda 1 802.11n y 802.11ac
Bandas de frecuencia de operación 2,4 GHz y 5 GHz 5 GHz 5 GHz
N° máximo de antenas de transmisión y recepción 4 4 8
Flujos espaciales 3 3 4-8
Máxima unión de canales 40 MHz 80 MHz 160 MHz
Modulación de transmisión 64 QAM 256 QAM 256 QAM
MIMO Único usuario 3x3 Único usuario 3x3 Usuario múltiple 8 x 8

Los productos 802.11ac de onda 1 prometen ofrecer velocidad de los datos de 1,3 Gbps. Pero para lograr esta velocidad, se requiere que tanto el cliente como el AP operen con al menos tres flujos y se comuniquen con un canal de 80 Hz o de mayor unión, como se muestra a continuación. Solo conectarse a la red 802.11ac no garantiza un mayor rendimiento. Del mismo modo, cuando está disponible la onda 2 + el AP, el cliente debe poder admitir MU-MIMO para la onda 2 + los AP para permitir el aumento de velocidad y optimizar el uso del tiempo de transmisión disponible.

802.11n 802.11ac
Dispositivo/flujos 20 MHz Unión de canales
40 MHz
40 MHz Unión de canales
80 MHz
Velocidades de datos de 802.11n contra 802.11ac
Smartphone (un flujo) 72 Mbps 150 Mbps 200 Mbps 433 Mbps
Tableta (dos flujos) 144 Mbps 300 Mbps 400 Mbps 866 Mbps
Ordenador portátil (tres flujos) 216 Mbps 450 Mbps 600 Mbps 1300 Mbps

802.11ac debe ser compatible con versiones anteriores de otras redes Wi-Fi estándar de 5 GHz (802.11a y n). Esto significa que los clientes “a” y “n” todavía podrán conectarse a los AP que hayan migrado a 802.11ac. Sin embargo, hay un coste por esto. Cuando aparecen clientes en redes inalámbricas de 802.11a/n, los clientes de 802.11ac se alentarán a velocidades a/n cuando los clientes más lentos acaparen el tiempo de transmisión disponible cuando estén transmitiendo. También es importante tener en cuenta que siempre que haya en la red un cliente con Wi-Fi activado, buscará redes Wi-Fi. Esto que hace el cliente de Wi-Fi siempre devuelve a la velocidad más lenta posible, y sin aviso acapara tiempo de transmisión valioso durante el proceso, aunque no esté conectado a la red Wi-Fi. Saber qué tipos de AP y clientes existen en las mismas bandas de canal o canales contiguos ayudará a comprender qué puede interferir con el rendimiento de la red y ofrecer una opción de acción.

Las redes inalámbricas 802.11ac operan solo en una frecuencia no autorizada de 5 GHz, y se cree que son más robustas ya que no son propensas a la interferencia que plagan la banda de 2,4 GHz a causa del Bluetooth, los hornos microondas, cámaras analógicas inalámbricas de seguridad, etc. Sin embargo, ya han comenzado a aparecer nuevas generaciones de dispositivos inalámbricos, tales como teléfonos y IoTs de 5,8 GHz, que también operan en la misma banda de 5 GHz. Se tomará en consideración un radar al elegir los canales en algunos países donde la difusión se realiza en la banda 5 GHz. Es importante tener visibilidad al entorno RF durante y después del despliegue para garantizar que la banda RF 5 GHz se mantiene en funcionamiento para la red Wi-Fi.

¿Cómo afecta 802.11ac a los técnicos de redes?

802.11ac ya se ha convertido en el estándar predeterminado de Wi-Fi para desplegar. Pero, como vimos anteriormente, 802.11ac trae nuevas expectativas y tiene sus propias limitaciones. Entre un ingeniero y un técnico de redes, el equipo operativo de redes necesita sincronizar el conocimiento, como la configuración, autorización, cobertura y expectativa de rendimiento cuando se despliega una red 802.11ac. Los ingenieros y técnicos de redes necesitan entender las características únicas de 802.11ac, como la unión de canales, flujos espaciales y bandas de canales, como también el criterio de Pasa/Falla para una aplicación clave y parámetros de rendimiento de red para que sean más eficientes durante las siguientes tareas:

Implementación y migración

  • Cobertura y conectividad
  • Comportamiento de itinerancia
  • Estado e interferentes de RF

Capacidad de transmisión y disponibilidad del servicio

  • Función de red por cable y servicio a disposición
  • Accesibilidad a varios AP y rendimiento

Seguridad

  • Dispositivos maliciosos como un AP con seguridad abierta o un AP sin autorización que utiliza SSID de la empresa
  • Documentación de AP y dispositivos finales que están autorizados

Despliegue y migración

Cobertura vs conectividad

802.11ac funciona solo en bandas de frecuencia 5 GHz que tienen mayor cantidad de canales no superpuestos disponibles. La mayoría de despliegues 802.11ac se optimizan para una mayor densidad y disponibilidad de dispositivos finales por tener más puntos de acceso 802.11ac que están más cerca uno del otro en comparación con la versión anterior de AP Wi-Fi. Esto permite que las redes Wi-Fi se solidifiquen a futuro para admitir la relación en crecimiento dispositivo final a cliente y evitar la necesidad de volver a cablear. Además, la potencia de señal de AP se puede calibrar para reducir la interferencia con AP contiguos. Es importante validar el área de cobertura después del despliegue y la itinerancia característica de los dispositivos finales móviles para las aplicaciones que requieren una disponibilidad alta y movilidad del usuario.

América Europa
Banda Canales disponibles de 20 MHz 20 MHz 40 MHz 80 MHz 160 MHz 20 MHz 40 MHz 80 MHz 160 MHz
Disponibilidad de canales
UNII-1 36,40,44,48 4 2 1 1 4 2 1 1
UNII-2 52,56,60,64 4 1 1 4 2 1
100.104.108
112.116.120
124.128.132
136.140
11 5 2 1
UNII-3 149.153.157
161.165
5 2 1
Número de canales superpuestos 13 2 1 1 19 9 4 2

Además, los arquitectos de Wi-Fi tendrán en consideración la asignación y gestión de canales para determinar el ancho máximo de canal a usar. Para un diseñador es normal usar canales unidos de 40 MHz e incluso canales de 20 MHz en un área de tráfico pesado y alta densidad de dispositivos finales donde el tiempo de transmisión disponible por cliente es valioso. Los canales unidos de 80 o 160 MHz se reservarán exclusivamente para un área donde el rendimiento alto es crítico. Es muy importante llevar a cabo una encuesta sobre el entorno RF para validar la selección óptima de canales ante una instalación de AP antes y después de despliegue. Cuando un técnico de redes resuelve problemas por una queja de un cliente por rendimiento bajo es también importante tener la capacidad de comprobar no solo si el dispositivo final se puede conectar a la red Wi-Fi, sino también el ancho del canal que el AP conectado puede ofrecer y la cantidad de flujos espaciales que el dispositivo final usa.

Para garantizar diseños y redes inalámbricas excelentes, utilice una herramienta inalámbrica de planeación y estudio (por ejemplo AirMagnet Planning y Survey Pro) para ubicar los puntos de acceso y cumplir con las capacidades del usuario y de la de velocidad de datos. Tenga en cuenta que cuando diseña la capacidad de usuario, debe planear entre 3 y 5 dispositivos por persona; por el contrario, la mayoría de dispositivos finales, BYOD y IoT pueden admitir solo una antena o flujo espacial.

Para la dificultad de contar con varias 802.11 tecnologías en una red inalámbrica, es también útil tener herramientas móviles portátiles, como OneTouch AT Network Assistant o AirCheck G2 de NETSCOUT, que se pueden utilizar para hacer una revisión rápida de una red inalámbrica en el lugar. Durante la resolución de problemas: revise la conectividad, el ancho de canal unido admitido por cada AP y determine qué niveles de rendimiento 802.11ac los clientes pueden alcanzar. Por ejemplo, para alcanzar un rendimiento >500 Mbps, tanto los AP 802.11ac y el dispositivo final tendrán que admitir tres flujos espaciales y una conexión de canal 80 MHz. Si los clientes se conectan por medio de 802.11a, no sólo sufrirán de velocidades más reducidas, sino que también harán que las conexiones de otros usuarios sean más lentas.

OneTouch AT puede descubrir AP de 802.11ac y brindar detalles de AP: tales como la clasificación de AP .11ac por estado de autorización, la admisión de SSID, la intensidad de la señal y el ruido, el descubrimiento de clientes asociados y sus detalles, los canales de 2,4 y 5 GHz. Herramientas avanzadas como la ubicación o conexión a un AP 802.11ac, e incluso capturas de gestión y tramos de control de 802.11ac.

Verificar la capacidad de enlace y obtener acceso a la red es una manera importante de resolver los problemas de conectividad. OneTouch AT puede conectarse a los puntos de acceso y redes 802.11ac. Además de esta pantalla de resultados, también se muestra un registro completo del proceso de conexión en la ficha REGISTRO, por lo que es fácil identificar en qué parte de la asociación, autenticación o dirección IP existe el problema.

OneTouch AT informará acerca de todos los clientes asociados a un AP compatible con 802.11ac. Ofrece información detallada de clientes, como cantidad de flujos admitidos y el ancho de canal utilizado, lo que facilita la ubicación de los problemas de conectividad y rendimiento con el cliente.

Análisis de itinerancia

La itinerancia perfecta entre los puntos de acceso inalámbricos ya se considera un requisito de cada día con el número cada vez mayor de dispositivos BYOD y IoT en la red empresarial. Además, muchas aplicaciones que incluyen datos, voz y vídeo, se ejecutan en estos y otros dispositivos móviles que dependen de una conexión de red persistente; incluso una pérdida momentánea de esa conexión puede interrumpir la comunicación y afectar negativamente la productividad del usuario. La comprobación de itinerancia de Wi-Fi con un umbral configurable de itinerancia puede imitar una experiencia de dispositivo final cuando se mueve de un AP a otro AP dentro de la misma red. Esto funciona como una revisión rápida de zona inactiva dentro del área de cobertura.

En un nivel más avanzado, los detalles de transacción de la itinerancia para los clientes incluso los PC, teléfonos y otros dispositivos móviles se deben examinar para conocer el nivel de la señal, el ruido, el número de canales y los reintentos, ya que estos determinan si la cobertura, congestión o interferencia de la red es la causa de la mala itinerancia. Estos parámetros los puede obtener un técnico fácilmente con una herramienta portátil como el OneTouch AT de NETSCOUT y compartirla con los ingenieros para un análisis avanzado utilizando el Analizador Wi-Fi AirMagnet.

OneTouch AT proporciona un resumen del estado de la red local y la conexión Wi-Fi. Los detalles de itinerancia incluyen el AP MAC, cantidad de canales conectados, un método de seguridad y estadísticas del estado de tráfico de red.

OneTouch AT mantiene un registro de cada evento de itinerancia que ocurre durante una pasarela. Si la itinerancia falla, informa la causa de la falla como ningún AP coincidente para SSID conectado encontrado. Esto puede indicar una zona inactiva de cobertura o un AP que se ha desconectado.

Interferentes y estado de RF

Todas las redes Wi-Fi, incluso las que operan con equipos 802.11ac onda 1, operan en modo medio duplex. Incluso con la onda 2 + AP 802.11ac, a menos que los clientes puedan admitir MIMO de usuarios múltiples, un solo dispositivo final puede comunicarse con el AP desde cualquier dirección. Así, la presencia de interferentes RF, ya sea de otros dispositivos Wi-Fi operando en la misma banda de frecuencia o de fuentes que no son 802.11 como teléfonos inalámbricos o dispositivos propios de IoT, tienen un alto impacto en la experiencia de usuario de la red Wi-Fi. Es importante que el técnico de redes pueda ver qué canal(es) RF usa la red que puedan interferir con la operación. Las herramientas con hardware específico, tales como AirCheck G2 y OneTouch AT de NETSCOUT, están diseñadas para detectar AP que no son de difusión y tienen señal de RF que no es 802.11 para descubrir interferentes ocultos que acaparan el ancho de banda valioso. OneTouch AT tiene la capacidad única de identificar y ubicar tipos comunes de interferentes que no son 802.11 y aislarlos rápidamente.

OneTouch AT muestra el ancho de banda de todos los canales de Wi-Fi en 2,4 y 5 GHz. Resalta la cantidad de AP en cada banda y los canales afectados con interferentes que no son 802.11.

OneTouch AT muestra cómo se utiliza el ancho de banda para cada banda de canal, y la cantidad de SSID, AP, clientes e interferentes usando el canal.

OneTouch AT tiene la capacidad única de identificar el tipo de interferente y el impacto que tiene en la red en los últimos 90 segundos; así es más fácil ubicarlo y sacarlo de la red.

Capacidad de la red alámbrica y los requisitos de energía

Mayores capacidades inalámbricas y de transmisión de 802.11ac implican la necesidad de garantizar que la red alámbrica sea compatible con el aumento del ancho de banda. Se debe realizar una auditoría a los dispositivos como el switch y el router para garantizar que las rutas de red de los AP 802.11ac sean capaces de proporcionar conexiones de gigabit ethernet para los servicios de los clientes. Esto es particularmente importante cuando la mayoría de los AP admiten múltiples SSID para brindar conectividad a varios tipos de usuarios, como visitas y empleados. Para mantener la seguridad, un arquitecto de redes Wi-Fi pueden contar con los VLAN disponibles en los switches para segregar el tráfico y prevenir el acceso de las visitas a activos empresariales importantes. Antes del despliegue de Wi-Fi, estas configuraciones VLAN deberían revisarse de extremo a extremo para asegurarse de que los activos reservados para ejecutar las operaciones de la empresa estén solo disponibles para empleados y no para las visitas que se conectan a las redes Wi-Fi de visita.

La mayoría de 802.11ac será impulsado por PoE para no añadir tanto coste de cable de potencia a los AP. Incluso los AP 802.11ac tienen una potencia más efectiva que otros AP heredados, las conexiones por cable 802.11ac AP aún necesitan un nivel de potencia mayor de switches o midspans 802.3at "PoE más o tipo 2". Los técnicos de redes tendrán la tarea de validar el tipo de PoE de los puertos de switch. Esto es particularmente importante durante la resolución de problemas cuando se despliegan switches más económicos que no pueden dar potencia a todos los puertos de switch. Las herramientas de los técnicos, como LinkRunner AT o OneTouch AT de NETSCOUT ofrecen funciones integradas para validar la velocidad y conectividad de la red, como el voltaje de PoE y la potencia de los puertos de switch que estarán conectados a los AP.

Se puede configurar a OneTouch AT para que se conecte directamente a un VLAN específico y revise si hay acceso a activos importantes. La configuración se puede guardar en un perfil y la puede volver a usar un técnico rápidamente. Esto es muy útil para validar switches que funcionaban antes de desplegar AP de Wi-Fi que cuentan con infraestructuras complejas de VLAN.

El análisis de ruta de OneTouch AT descubre switches en el LAN entre el AP y la puerta de enlace o router e identifica la velocidad y configuración VLAN de cada puerto. Esto facilitará el aislamiento donde no se admitieron velocidades 802.11ac y donde la infraestructura de VLAN no protegió los activos de la empresa.

Garantice el rendimiento del enlace alámbrico al AP con la comprobación de rendimiento de OneTouch AT. Mida la capacidad de transmisión de entrada y salida de hasta 1 Gbps además de la pérdida y la latencia.

Los AP 802.11ac se pueden comprobar para la conectividad alámbrica y la capacidad PoE con OneTouch AT. Al conectar el AP al puerto switch, una comprobación se ejecuta automáticamente que muestra el TruePowerTM disponible para los AP.

Capacidad de transmisión y disponibilidad del servicio

El objetivo definitivo del diseño y la instalación de una red 802.11ac es brindar la experiencia de usuario necesaria para transmitir vídeos, llamar con VoIP y cargar/descargar archivos, correos electrónicos, etc. La capacidad para medir el rendimiento extremo a extremo sería una gran ventaja para entender lo que está sucediendo en la ruta entre el cliente y el servidor o la aplicación. Estas medidas se deben realizar desde el LAN hasta la red principal, después hasta los enlaces WAN para subir a los centros de datos y edificios de oficinas remotos. La comparación del resultado de la red por cable y la red Wi-Fi ofrece información valiosa para determinar si el problema afecta sólo a la red Wi-FI.

Después de hacer estas pruebas, los resultados se deben examinar para asegurar una buena capacidad de transmisión y excelentes tiempos de respuesta. Estas pruebas variarán de una red a otra y los lugares desde y hasta donde se realizan estas medidas. El conocimiento compartido de los criterios de pasa/falla entre el equipo es fundamental para el diagnóstico y la resolución de problemas de forma efectiva. Las pruebas regulares de estos parámetros para una variedad de clientes para diferentes servicios le ayudarán a comprender cuales son los parámetros normales, por lo que será fácil detectar cuando exista un problema. Si los resultados de las comprobaciones se consideran buenos pero los clientes se siguen quejando por la respuesta, después puede ser necesario capturar el rastro entre el cliente y el punto de acceso (en línea) para una escalada o un análisis adicional mediante el equipo de aplicación o terceros, como el proveedor de servicios WAN.

Existen comprobaciones de velocidad disponibles en el mercado, como iPerf, que podrían estimar el throughput máximo que el enlace a un servidor podría soportar utilizando los dispositivos estándares como una tableta o PC portátil. Sin embargo, estas comprobaciones realmente no pueden cargar la red porque está limitada por el hardware. Las herramientas de comprobación con el hardware de certificación especializado, como el OneTouch AT de NETSCOUT, serán capaces de generar mayor carga a la red, Wi-Fi o por cable, para explotar totalmente cualquier problema que puede estar oculto mientras la red está descargado.

La verificación de la velocidad de conexión y la capacidad de transmisión de las aplicaciones puede ser más fácil con OneTouch AT. Una variedad de aplicaciones incluyendo FTP, correo electrónico, vídeo y conectividad de la web se incluyen en un perfil y después se prueban simultáneamente desde una conexión alámbrica e inalámbrica para proporcionar una comparación directa entre ambos métodos de acceso.

OneTouch AT tiene la capacidad para comprobar la capacidad de transmisión por medio de la conexión alámbrica o inalámbrica a cualquier otro OneTouch AT igual o un LinkRunner AT. Esta poderosa función permite a los técnicos de redes verificar rápida y fácilmente las capacidades de transmisión del tráfico por medio de la red principal, servidores y sitios remotos.

Existen situaciones donde no se encuentren anomalías en los resultados de la comprobación de una aplicación o un servicio y sin embargo los clientes se siguen quejando de la capacidad de transmisión y los tiempos de respuesta de la aplicación. El OneTouch AT tiene la capacidad de conectarse en línea al AP y a la red o a una conexión inalámbrica para recoger los paquetes para una escalada y un análisis adicional con un analizador de protocolo como lo es el ClearSight Analyzer, que es un analizador enfocado en la aplicación que proporciona respuestas rápidas a los problemas de rendimiento de la aplicación.

Seguridad de la red

Existen varios routers 802.11ac inalámbricos para oficina pequeña/oficina en casa disponibles en el mercado. Además, el número creciente de dispositivos de IoT, como cámaras, puede finalmente llegar a las redes empresariales. Desafortunadamente, esto puede causar una grieta en la seguridad de la red empresarial. Para asegurarse de que esto no suceda en la red, debe utilizarse un sistema de detección de intrusos (IDS) que funcione las 24 horas del día, los 7 días de la semana o un sistema de prevención de intrusos (IPS) que pueda detectar los dispositivos 802.11ac maliciosos. Si uno de estos sistemas no está disponible, el técnico de redes puede utilizar una herramienta inalámbrica portátil, como OneTouch AT o AirCheck G2, que puede descubrir los dispositivos Wi-Fi y clasificarlos, además de localizar rápidamente los dispositivos maliciosos. Si usted tiene tal sistema, la naturaleza portátil de estas herramientas las hace ideales para encontrar la ubicación física de los dispositivos infractores.

El OneTouch AT también puede hacer descubrimientos “entrecruzados” que muestran la conexión alámbrica (puerto/switch) de los AP descubiertos en la parte inalámbrica de la red. Esto facilita la habilidad de desactivar rápidamente el acceso a la red para los dispositivos no autorizados.

Una vez descubierto, un punto de acceso 802.11ac se puede ubicar físicamente basado en el nivel de señal. Al utilizar la función OneTouch AT Locate, es posible localizar un dispositivo pata mitigar una amenaza maliciosa para la seguridad o encontrar un punto de acceso para realizar operaciones de movimiento, ampliación o cambio.

OneTouch AT puede detectar y clasificar puntos de acceso compatibles con 802.11ac al decodificar la información específica en balizas. Los puntos de acceso 802.11ac descubiertos se reportan en una ficha del AP así como en las listas del cliente y canal y se marcan con icono 802.11ac. 802.11ac está incluida en una organización parecida a los medios de tal manera que un usuario puede hacer visible los puntos de acceso 802.11ac detectados en la lista de puntos de acceso descubiertos. Esta se puede utilizar para identificar rápidamente los dispositivos maliciosos o revisar una nueva red de puntos de acceso 802.11ac implementada.

Al permitirle etiquetar y nombrar un AP conocido en la red, OneTouch AT hace que la detección maliciosa sea rápida y fácil.

Resumen

Al implementar una red Wi-Fi de 802.11ac, los técnicos de redes, ingenieros y la gestión de la TI deben planear el despliegue y gestionar la red sitio por sitio. Se harán muchas consideraciones no solo durante el despliegue sino también a medida que la red evoluciona para dar cabida a un mayor número de dispositivos conectados. Es fundamental que el equipo de redes, especialmente los técnicos de redes menos cualificados, pueda acceder a conocimientos actualizados sobre la forma en que una red está configurada, y mantiene procedimientos de validación estandarizado y los criterios de pasa/falla que pueden aplicarse durante el despliegue y la resolución de problemas. NETSCOUT ofrece una gama completa de soluciones de comprobación que facilita la planificación de redes Wi-Fi eficaz, la comprobación estandarizada y la resolución de problemas colaborativa a través de la facilitación de datos de comprobación de distribución en el equipo de la red.

Información acerca de OneTouch AT Network Assistant

El OneTouch™ AT Network Assistant es un comprobador automatizado todo en uno para la comprensión del rendimiento de las redes gigabit ethernet y Wi-Fi del usuario final. La comprobación de par trenzado, fibra óptica y Wi-Fi combinadas resuelven incontables problemas de conectividad y de estado de la red. Una prueba automatizada con un análisis tipo superado/no superado acelera la identificación de problemas. Los perfiles de AutoTest definidos por el usuario pueden estandarizar las prácticas de validación del rendimiento y la resolución de problemas, y capacitar a técnicos menos cualificados para ser más productivos. La medida del rendimiento de punta a punta de la ruta alámbrica e inalámbrica hasta un par o reflector remoto se documenta de acuerdo a SLA. El análisis de VoIP en línea soluciona los problemas de los teléfonos IP en tiempo real y mide la calidad de la llamada. La captura del paquete Wi-Fi y alámbrico en línea optimiza la colaboración y la escalada del problema. El descubrimiento y análisis ofrecen visibilidad dentro de las redes Wi-Fi y alámbricas. Las exhaustivas comprobaciones del cableado al servidor aíslan la causa raíz del problema.

Para facilitar la visibilidad y la colaboración de todo el equipo de operaciones de la red, todas las herramientas de comprobación portátiles de NETSCOUT comparten un resultado basados en la nube y el portal de informes denominado Link-Live. Es un servicio en la nube gratuito que puede cargar los resultados de comprobación. Hay texto libre y búsqueda sensible al contexto para los resultados de comprobación en función del nombre de switch, el nombre o la dirección IP de los dispositivos y la hora. Durante el despliegue de la red, se puede generar fácilmente un informe de progreso que muestra los puertos de switch comprobados cada día, su velocidad de enlace y distribución duplex, y los resultados de comprobación de PoE. Durante la resolución de problemas, los resultados de comprobación anteriores de un puerto de switch pueden compararse con los resultados de comprobación actual para una identificación rápido de cambio.

 
 
Powered By OneLink