Supervisión de VoIP | Voice Over IP Network Monitoring | NETSCOUT

Supervisión de VoIP

En ambientes de comunicaciones de legado, los servicios de voz y servicios de datos funcionan independientemente uno de otro. Los servicios de voz son entregados a través de redes dedicadas de conmutación de circuitos, mientras que los servicios de datos son proporcionados sobre sus propias redes en base al paquete. Debido a que TI debe monitorizar y supervisar dos conjuntos de infraestructura, el capital y los gastos operativos aumentan gracias a la adquisición y mantenimiento de hardware y software junto con la necesidad de los especialistas de monitorear y gestionar la huella dual de la empresa.

La introducción y posterior maduración del protocolo de Internet (IP) está cambiando el paisaje. El IP ofrece la oportunidad que todas las formas de información (datos, video y voz) sean condensadas en paquetes. Con la voz sobre el IP (VoIP), el despliegue de una solución de comunicaciones de próxima generación llega a ser factible, en la que los servicios de voz y datos coexisten en una sola red.
 

Aplicaciones de VoIP

Las ventajas de optar por VoIP son evidentes. La infraestructura convergente VoIP ofrece la promesa de menos recursos para compra, un ambiente más homogéneo más fácil de mantener y gestión y monitorización de red más claros, en el que el rendimiento mejorado y la reparación en tiempo específico resulte en una experiencia más satisfactoria para la comunidad de usuarios.

Pero VoIP también tiene sus inconvenientes. La monitorización de IP es necesaria porque los paquetes están sujetos a latencia, fluctuación e incluso a pérdida, mientras que atraviesan la red de su fuente a su ubicación de destino. Para los servicios orientados en datos, las ramificaciones de estos eventos son típicamente menores y a menudo pasan inadvertidas. Para los servicios de VoIP, los impactos de calidad de llamada pueden ser devastadores, lo que resulta en conversaciones incomprensibles y pone en riesgo la inversión en convergencia. En este caso, una monitorización de VoIP es imprescindible.

Implementar VoIP significa reconocer que aunque voz y datos pueden compartir la misma red, deben ser tratados como entidades distintas, dando lugar a la creación de diversas clases de servicio. La monitorización y gestión eficaz del VoIP requiere la asignación de prioridad a paquetes de voz para preservar la integridad de llamadas, mientras que simultáneamente asegure que las aplicaciones de datos continúen realizándose a niveles que los usuarios esperan y exigen.

Es otras palabras, cambiar a VoIP no es un esfuerzo trivial, pero arroja grandes recompensas cuando se ejecuta correctamente. Por lo tanto, es imprescindible identificar consideraciones críticas y seguir las mejores prácticas en todo el ciclo de vida de implementación de VoIP y en la monitorización de VoIP.
 

Key Considerations for a VoIP Monitoring Tool

Una de las primeras consideraciones para una monitorización de VoIP es asegurar de que la infraestructura esté lista para VoIP realizando una evaluación completa de la red, desde LAN y WAN a escritorios y teléfonos. Establezca criterios básicos y monitorice el uso y el rendimiento reales para determinar si es necesario modificar la red de datos para que gestione llamadas de voz. Durante la implementación, verifique que todos los elementos se comunican correctamente, desde enchufes, cables y teléfonos a switches y servers. Y establezca un criterio básico de rendimiento generando tráfico sintético de VoIP para confirmar la calidad de la llamada antes de completar el despliegue.

Después del despliegue, prepárese para supervisar activamente el rendimiento de VoIP desde diversos puntos en la red, incluyendo la base, los routers individuales y los acoplamientos del WAN. Puesto que los problemas de VoIP pueden deberse a una enorme cantidad de causas (desde problemas físicos en el circuito local y puertos excesivamente utilizados, a desconfiguración de la clase de servicio y a altos niveles de fluctuación dentro de la misma aplicación de voz) cree una amplia estrategia de gestión y resolución de problemas para la red convergente. Las perspectivas en tiempo real y pasado son vitales para evitar de forma proactiva las situaciones emergentes, resolver las anomalías en curso lo más rápido posible e identificar y corregir los problemas intermitentes.

Finalmente, saque el mayor partido a la inversión en VoIP optimizando la instalación de la red convergente. Esto requiere planificación de la capacidad y gestión del tránsito, establecer los criterios básicos de funcionamiento y un compromiso de continua mejora. El examen de la gestión de información desde afuera hacia el centro puede ayudar a tomar decisiones; como por ejemplo si y dónde aumentar el ancho de banda en caso de uso adicional causado por el VoIP, qué aplicaciones, cómo compartir archivos y flujo de datos, están impidiendo el funcionamiento y cómo se debe dar forma al tráfico para que los servicios y aplicaciones más críticos para el negocio y más sensibles al retraso reciban prioridad.

La clave del éxito está en seleccionar una solución de monitorización y gestión de VoIP robusta que permita la implementación de todas estas actividades con las mejores prácticas. Si la solución de monitorización y gestión de VoIP tiene la anchura y la profundidad para hacer posible lo siguiente, se pueden maximizar las ventajas de VoIP y mitigar las complejidades:

 

  • Planificación para la implementación (incluye la configuración, diseño, gestión de activos y simulación de la llamada)
  • Gestión de operaciones (incluye el manejo de las llamadas interrumpidas; la medición del paquete de pérdidas, fluctuación, latencia y malas opiniones sobre la calidad de llamada de VoIP; medición de la calidad del servicio de datos y creación de datos basados en políticas).
  • Solución de anomalías (incluye la captación de flujos de tráfico y medición del rendimiento a través de los siete niveles de red; gestionar alarmas; desplazarse hacia abajo o atrás en el tiempo para aislar la causa original y automatizar la resolución de problemas)
  • Verificar el rendimiento del proveedor de servicios (incluye la medición y el seguimiento del acuerdo de nivel de servicio)
  • Calidad de supervisión y de medición de la experiencia (incluye visibilidad de extremo a extremo del rendimiento de redes VoIP)
  • Interpretación de informes (incluye el análisis de patrones de llamadas, visibilidad de tráfico; información de capa de aplicaciones e impacto de las interrupciones en el negocio)
 
 
Powered By OneLink